“Diga No a…” La oposición porque sí.

La gente que no se involucra difícilmente tiene algo de qué quejarse, es más, hay muy poco de legítimo en el reclamo de quien no tiene ni idea de la situación. Por eso mismo, oponerse o apoyar algo debe hacerse con base en la información y no es nada fácil estar al tanto de todo o recabar la información sobre algún tema en específico cuando se trata de cosas muy locales.

En donde vivo hay planes para la construcción de un viaducto elevado y la reubicación de un paradero de autobuses foráneos. Para ello, se deben talar árboles y la oposición no se hizo esperar. Los vecinos se han organizado para manifestar su molestia y con las consignas de: “No al viaducto elevado de cuota”, “No al ecocidio”, han distribuido cientos (si no es que miles) de volantes, mantas y carteles. Más allá de lo absurdo de defender a los árboles imprimiendo en papel, yo no he oído a ninguno de todos los que me piden apoyo una razón válida para oponerse. Que se haga una salida directa a la carretera y se descongestione uno de los paraderos más infames de la ciudad no me parece mala idea.

Uno de quienes se oponen me dijo: “Eso sólo va a beneficiar a los del Estado de México, y a mí qué me importan los de allá”.

He ahí el meollo del asunto. Los de allá son iguales a los de aquí y los beneficios para unos pueden ser también para los otros. Se me ocurre, por ejemplo, la disminución del tráfico en la zona, el establecimiento de negocios debajo de los puentes nuevos y reorganización del paradero de la muerte.

Si mi casa tiene un cuarto inundado no lo puedo dejar así nada más porque yo no duerma ahí. Es muy representativo del nacionalismo mal entendido, el mismo que está ganando elecciones en todo el mundo.

Este efecto de estar en contra de algo por defender algo más noble (como los árboles), tiene otros tintes muy desafortunados porque es tomado como bandera política para conseguir votos, en el caso que comento, el proyecto de construcción es Federal y el delegado es de otro partido. Entonces, muchas de las mantas y los volantes tienen, por qué no, su cuenta de Twitter y su más sentido reclamo ante esta situación.

Que él mismo tenga la delegación llena de hoyos, sin alumbrado, sin recolección de basura, con mercados que llevan más de 5 años sin terminarse, que haya puesto banquetas nuevas dos semanas antes de que la compañía de luz tuviera que quitarlas todas para meter cableado y por encima de todo, su absoluta colusión con quienes dirigen el comercio informal en el paradero de los Indios Verdes, parece olvidarse cuando se decide salvar los árboles de un camellón.

Eso es lo que me molesta, tal vez el proyecto del gobierno no va a tener el beneficio prometido (no sería la primera vez) y oponerse a su construcción sea lo mejor, pero al final los beneficiados no somos los ciudadanos, son aquellos que sacan partido de la situación llevando agua a su molino.

Vivimos en un mundo lleno de gente buscando un lugar donde vivir que no deba sacrificar nada por el bien común; que no haya escuelas, oficinas, gasolineras, supermercados, que nadie se estacione en la calle, etc. Bueno, tenemos fraccionamientos donde debes construir de acuerdo con un estilo o donde las entradas para el personal de limpieza, proveedores, visitas, etc., son distintas a los de los colonos y dudo que la seguridad sea el motivo en este último caso.

También vivimos en un mundo en donde nos oponemos a lo que está de moda como comer carne, a lo que no nos importa, pero ahí estamos, como en el caso de los desalojos legítimos o lo que digan quienes nos caen mal como le pasa a López Obrador con todo y todos.

El máximo ejemplo de oposición por que sí es, sin duda, la Cámara de Diputados y de Senadores, ahí la consigna es muy sencilla: si no es de mi partido no pasa. Igualito que mi vecino a quien no le importan los del Estado de México.

Si no sabemos escuchar o si no sabemos analizar, quejarnos es un problema para aquellas cosas legítimas o de provecho para todos.

2200500024_33038620af_o

Crédito de imagen del encabezado:
Photo credit: <a href=”https://www.flickr.com/photos/steveboneham/5764026117/”>sboneham</a&gt; via <a href=”https://visualhunt.com/”>Visual hunt</a> / <a href=”http://creativecommons.org/licenses/by/2.0/”>CC BY</a>
Crédito de imagen en el texto:
Photo credit: <a href=”https://www.flickr.com/photos/steveboneham/5764026117/”>sboneham</a&gt; via <a href=”https://visualhunt.com”>Visual hunt</a> / <a href=”http://creativecommons.org/licenses/by/2.0/”>CC BY</a>

Escribe un comentario / Leave a reply

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s